EL AGUA: UN DERECHO HUMANO

EL AGUA: UN DERECHO HUMANO…

         …  y un indicador del avance de la justicia social.

El Foro de Organizaciones de Cooperación Internacional Solidaria (FOCIS), conformado por más de 30 organizaciones internacionales representadas en El Salvador, expresa:

  • En El Salvador, la disponibilidad de agua está amenazada no solamente por cambios climáticos, sino por la acción humana: la alta contaminación, la sobreexplotación y la inequidad en su distribución.
  • Existe un consenso internacional, expresado en la Resolución 64/292 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que el agua es un derecho humano, esencial para realizar todos los derechos humanos. Los Objetivos del Desarrollo Sustentable (ODS), adoptados por 193 países, incluyendo El Salvador, exigen “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y saneamiento” a todas las personas.
  • En este momento, el país está en una incertidumbre y sus legisladores necesitan tomar una decisión sostenible y acertada sobre este aspecto fundamental; esa decisión debe dejar claro que el AGUA no debe entenderse como un “bien económico”, sino como un “bien social y público” que NO SE PUEDE NEGOCIAR CON EL AGUA; que de cometerse el error de legislar privatizando el agua, las tensiones y los conflictos venideros podrían ser imparables. Que la cooperación solidaria en El Salvador apoya la propuesta de los más amplios sectores del movimiento social, apoyada también por la Iglesia, que incluye la gestión pública y comunitaria del AGUA; que el agua debe ser administrada y protegida por las comunidades en un esquema de efectiva participación ciudadana y con acceso para todos y todas, lo que es contrario a una administración privada y privativa que proponen los sectores empresariales.

Desde nuestra perspectiva como cooperantes para alcanzar un país más próspero, en paz y con justicia social, nos solidarizamos con la propuesta del movimiento social. Es una piedra angular para alcanzar objetivos de desarrollo y los derechos humanos para todas las personas.

San Salvador, 13 de Julio del 2017