ESTRATEGIA DE SOLIDARIDAD INTERNACIONAL ANDALUCÍA SOBRE EDUCACIÓN AL DESARROLLO PARA LA CIUDADANÍA GLOBAL

SUMARIO
1. Introducción.
2. Enfoques, objetivos y líneas de trabajo.
3. Temáticas.
4. Actores participantes.
5. Estrategias y herramientas.

INTRODUCCIÓN

Desde sus inicios, SIA viene trabajando por la igualdad, la democracia, el respeto al medio ambiente y los derechos humanos. En el desarrollo de este trabajo, SIA adquiere un fuerte compromiso con la ciudadanía andaluza, donde fomenta el conocimiento de las complejas realidades de este mundo globalizado con el objetivo de generar actitudes y valores consolidados en la solidaridad y la justicia social; la facilitación de una mejor comprensión de la crisis global en la que estamos inmersos, así como la apuesta por la visibilización y el impulso de estrategias alternativas al desarrollo capitalista basado en el crecimiento económico, con las que poder transitar hacia vidas –individuales y colectivas- que merezcan ser vividas.

Este trabajo lo desarrolla a través de su área de Educación para el Desarrollo (EpD) y Sensibilización -con el apoyo y la interrelación del resto de áreas de la entidad-, desde donde tienen lugar diferentes proyectos, actividades y campañas ligadas a la necesidad de profundizar en la democratización de los procesos sociales que lleven a la consecución de una ciudadanía global solidaria, equitativa, crítica y responsable con su entorno.

En este sentido, el trabajo implementando se enmarca en la línea estratégica de generar conciencia y movilización entre la ciudadanía andaluza para promover una transformación social comprometida con el cuidado de las personas y la tierra.

En el contexto de los últimos años, marcado por una crisis sistémica a nivel mundial caracterizada por una reducción de los derechos, una aplazamiento de la necesaria y urgente transición energética y cambio del modelo productivo, un incremento de los conflictos bélicos y un resurgimiento del racismo y de actitudes xenófobas hacia otras culturas, SIA apuesta por la EpD y la Sensibilización como las herramientas necesarias para fomentar una transformación social que permita el cambio necesario. Este cambio conlleva generar una conciencia y una mentalidad favorable a los valores de la democracia, solidaridad, justicia, equidad y sostenibilidad, y en este sentido, SIA entiende que sólo desde el conocimiento de las desigualdades y los diferentes sistemas de dominación (sobre las personas, las mujeres, las culturas, la naturaleza, etc.) que forman parte de nuestro mundo y de las prácticas coherentes con el cuidado de la vida -social y natural- se puede realizar dicho cambio.

Con 20 años de recorrido, de experiencia en EpD y de compromiso con la ciudadanía andaluza, SIA es consciente de la importancia de realizar un ejercicio de autocrítica, que nos permita repensar el modelo de cooperación y desarrollo seguido hasta la fecha, a través de procesos de formación y reflexión interna que nos ayuden a depurar y reciclar aquellos que hoy en día ya están desfasados.

ENFOQUES, OBJETIVOS Y LÍNEAS DE TRABAJO

El enfoque que SIA propone para su área de EpD se ha visto modificado consecuentemente por este proceso de reflexión interna con el objetivo de mejorar sus acciones y el impacto de las mismas.

En este nuevo enfoque, incorporamos el concepto de ciudadanía global, que viene a completar el marco conceptual de la EpD en la entidad. La justificación de su incorporación responde, de un lado, al concepto de la ciudadanía, término que implica cualidad y derecho por parte de cada persona, es decir, la ciudadanía se ejerce y a la vez se disfruta, y responde a un modelo crítico y activo. En este sentido, apostamos por la recuperación y la conquista de derechos individuales y colectivos para que todas las personas y los pueblos, sin exclusión, disfruten de su condición de ciudadanía. De otro lado, el concepto de lo global, relacionado con esa ciudadanía, hace referencia a la interdependencia de los pueblos y la ecodependencia de los territorios en un mundo globalizado, conectando lo local con lo global, y aumentando la conciencia de especie frente los retos globales a los que tenemos que enfrentarnos durante este siglo, léase, el colapso del sistema económico-financiero mundial, la brecha de las desigualdades sociales, el cambio climático o el declive energético.

Bajo este marco de enfoque, apostamos por actividades que promuevan una ciudadanía global: crítica, activa, corresponsable, empoderada, inclusiva, comprometida, formada, propositiva, intercultural, solidaria y sostenible; y los procesos para desarrollar dichas actividades deben ser conjuntos y compartidos para favorecer relaciones más justas.

Entendemos que para poder llevar a cabo labores bajo este enfoque tenemos que atender a:

– Una mayor coordinación entre todos los actores de la EpD para la Ciudadanía Global (EpDCG), con especial énfasis a nuestro contexto autonómico y local, pero reforzando también los mecanismos a nivel estatal.

– Un fomento también mayor de nuestras relaciones y acciones con las administraciones públicas competentes, sobre todo referidas a la educación y la cooperación internacional, pero también con aquellas relacionadas con los servicios sociales.

– Un acercamiento mayor con los actores del sector privado no lucrativos que cuenten con un enfoque similar de la EpDCG.

SIA introduce también en las acciones de EpDCG el enfoque basado en derechos y el enfoque de género, ambos transversales en sus líneas de trabajo.

El objetivo general planteado se relaciona, por tanto, con el ‘fortalecimiento de una ciudadanía global a través de la promoción del conocimiento y de la concienciación en valores de justicia, solidaridad y equidad, apostando por una vida sustentable y digna para toda la sociedad’, cuyo resultado sería una sociedad civil activa, crítica, responsable, solidaria, competente, que reclame su protagonismo en el desarrollo de los procesos sociales, culturales y políticos.

La consecución del mismo se propone desde el planteamiento de objetivos específicos que ayuden a delimitar las intervenciones, cuyas implementaciones estarán interrelacionadas con el resto de áreas de la organización. La idea es, de un lado, llegar a fortalecer el tejido asociativo y la relación de este con la ciudadanía andaluza en general, al tiempo que se conecta con las políticas locales y autonómicas para su mejora y amplificación del impacto; y del otro, promover una interconexión de las acciones de lo local con en lo global que contribuya a una mayor concienciación de la situación actual mundial y fomente la solidaridad.

Estos objetivos específicos se trabajarán desde tres líneas fundamentales:

 Línea de trabajo 1. Fomento de la participación ciudadana: a través de acciones concretas se fomenta la participación ciudadana, conectándola con diferentes sectores de la sociedad, desde enfoques que apuestan por la movilización social para profundizar en la democracia. Se consigue de esta forma empoderar a la ciudadanía para promover el cambio que fortalezca a las poblaciones más vulnerables y desprotegidas, creando lazos de seguridad y confianza entre la ciudadanía frente a los impactos de esta crisis sistémica.

o En esta línea se trabajará el voluntariado interno y externo de la organización, la participación en redes locales, el trabajo con las personas socias de la entidad, la creación de espacios comunes dentro y fuera de la organización.

 Línea de trabajo 2. Educación y sensibilización en nuevas corrientes teóricas y prácticas que plantean alternativas sociales que promueven la resiliencia local de la ciudadanía andaluza frente a la crisis global. Se identifica una necesidad imperiosa de educar y sensibilizar en las nuevas propuestas alternativas a los paradigmas tradicionales de desarrollo, con el fin de mejorar la capacidad de las poblaciones, del Norte y del Sur, para sobreponerse a la crisis actual, al tiempo que permite avanzar hacia el objetivo de la justicia y sostenibilidad global.

 Línea de trabajo 3: Promoción de las relaciones Sur-Sur/Norte-Sur: a través de diferentes acciones se crean espacios de conexión y e intercambio de conocimientos de otras realidades, se toma conciencia de las causas que provocan las desigualdades y se promueve la corresponsabilidad para cambiar dichas situaciones. Compartir y aunar fuerzas para trabajar en alternativas que tengan como fin una vida digna donde estemos más interconectados equitativamente y donde se respeten los límites ecológicos del planeta.

TEMÁTICAS
o Temáticas transversales:
 Equidad de género.
 Derechos Humanos.
 Diversidad cultural
 Medio Ambiente.
 Fortalecimiento institucional con base social activa.
 Cultura de paz.
o Temáticas generales:
 Educación en las diferentes corrientes teórico-prácticas que mejoran la resiliencia local frente a la crisis sitémica global: buen vivir, apoyo mutuo-ubuntu, decrecimiento, ciudades en transición, consumo responsable, economía alternativa y solidaria, etc.
 Interculturalidad.
 ODS.
 Cooperación.
 Otras.

ACTORES PARTICIPANTES
• Comunidad educativa: educación primaria, secundaria, universidad y adulta o para mayores.
• Sociedad civil: movimientos sociales, asociaciones, organizaciones, plataformas, iniciativas sociales, etc. En definitiva, incluir todo el tejido asociativo del contexto andaluz.
• Colectivo migrante.
• Administración pública.
• Medios de comunicación.
• Sector privado no lucrativo, especialmente, aquel vinculado con iniciativas de economía local, social, ecológica y solidaria.

ESTRATEGIAS Y HERRAMIENTAS
• Trabajo en red con otros colectivos afines.
• Vinculación en lo local y perspectiva hacia lo global.
• Coordinación con acciones, proyectos e iniciativas de otras áreas de la entidad.
• Coherencia interna y a la hora de externalizar nuestras colaboraciones.
• Fortalecimiento de la comunicación y redes sociales de la entidad.
• Relación institucional con centros educativos y entidades de la educación.